La unidad del hambre

por Revista Cítrica
Fotos: Nicolás Cardello
27 de febrero de 2019

Este mediodía, luego de las sendas represiones sufridas en Congreso y en Constitución, productores de alimentos y cooperativistas de Madygraf repartieron verduras y cuadernos en Plaza de Mayo.

Vuela una acelga por los aires, un morrón rueda por el piso. A la noche se juntarán en el guiso de verduras, o en la tarta.

"Ahí está el apio, para la sopa de esta noche", dice un pibe. "¿Tenés bolsa?", le preguntan. "Si no tenemos bolsa la inventamos", dice, y se saca la campera, y la convierte en bolsa para las verduras.

"No tengo berenjena", se toma la cabeza una abuela, pensando que no podrá preparárselas al escabeche a su nieto. Y una chica saca de su bolsa una berenjena: "Tranqui, tengo otra".

Las manos bien arriba claman y esperan por el atado de lechuga. Y al rato desesperan por el tomate, ese que les complete la ensalada de esta noche, o el sandwich de milanesa de la vianda para mañana.

Productores y productoras de la UTT - Unión de Trabajadores de la Tierra - reparten verduras, y cooperativistas de Madygraf reparten cuadernos. Alimentación y educación. Antes, por separado, recibieron palos y gases, como si robaran en vez de regalar. Ahora toman la Plaza de Mayo. Se unen.

"Aceite, vinagre y agua. Ahora hay que ponerle más agua, porque el aceite está caro. Meté pimienta también. Cubrís la tararila, la cebolla y las zanahorias y hervís hasta que la zanahoria esté blanda. Lo guardás en recipientes, y es una delicia. Y las espinas se deshacen, por eso también podés hacer empanadas", le pasa la receta un señor a un productor de la UTT, quien le contesta que tiene "todo, menos la pimienta". Se saludan y quedan en ir a pescar. Se unen.

Unirse, como la lechuga y el tomate. Y sale el aplauso espontáneo. Para los compañeros y las compañeras de la UTT que se bancaron la represión y fueron por más, y regalaron jaulas y jaulas de verdura. Y el cantito se vuelve inevitable: "Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode".

Y el cantito va dedicado al Gobierno, al de Macri, pero también al de Larreta.¿Quién puede estar en contra de que repartan verduras cuando la gente tiene hambre?

La desesperación. De un lado las manos hambrientas. Del otro una calabaza, un zapallito. De un lado el pueblo, del otro productores. Ambos se unen, y hoy, al menos por hoy, por esta noche, en muchas casas, no se pasará hambre.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241