LA EROSIÓN DEL CONICET Y DE LA CIENCIA

por Revista Cítrica
06 de abril de 2019

Protesta de científicos y científicas frente al Congreso Nacional en contra de las políticas de recorte presupuestario.

Por Ivan Schuliaquer

Hay políticas que son difíciles de eliminar por la legitimidad pública que tienen. Los gobiernos conservadores actuales buscan evitar el costo político de hacerlo. Ante ese panorama, su estrategia es dejar las políticas a la deriva: bajan su presupuesto, reducen salarios, erosionan sus condiciones mínimas, impiden la planificación, desgastan a sus trabajadores. Así, hacen agonizar políticas a las que defienden públicamente.
Lo que está pasando con el Conicet y la política científica es eso. No hay plata para insumos básicos, se corta la cooperación internacional, se deja de producir conocimiento sobre distintos temas, los investigadores y becarios cobran -y son- cada vez menos.
Ayer una prueba más: la convocatoria para carrera de Conicet reclutó a 450 investigadores y dejó afuera a 2.145 postulantes que, como mínimo, tienen un doctorado y deberán buscarse la vida de otra manera. El Plan 2020, que el ahora secretario Lino Barañao había presentado como "política de Estado", proponía para este año más de 1000 ingresos. El Estado invirtió por años en la formación de esos recursos humanos que son expulsados. Cambiemos había prometido "más que duplicar" el presupuesto científico antes de llegar al gobierno, pero lo redujo año a año.
Así las cosas, todo apunta a que los que se forman en ciencia en la Argentina de hoy se vayan del país o se dediquen a otra cosa.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241