“El hambre no se resuelve con una elección”

por Revista Cítrica
Fotos: Victoria Cuomo
31 de octubre de 2019

Organizaciones sociales marcharon por la Ciudad de Buenos Aires, desde el Ministerio de Desarrollo Social a las nuevas oficinas del Fondo Monetario Internacional, y realizaron una olla popular: “El Polentazo”.

La entrada del edificio –de varios pisos y cristales minimalistas-, está vallada y custodiada por un puñado de policías. Ya no está el grueso de los efectivos que hace un rato caminaba por la avenida 9 de julio, con sus escudos y sus armas, a la par de esa masa de gente que inició su marcha en Constitución. Algunes hicieron escuchar sus reclamos e incertidumbres en el Ministerio de Desarrollo Social. Y ahora confluyen en las puertas del edificio de la calle Paraguay 1178: allí, en breve, el Fondo Monetario Internacional estrenará oficina propia.

Los efectivos miran con recelo a les manifestantes que se disponen a recibir un plato de polenta, alimento de todos los días –como el arroz, los fideos y las lentejas- de miles de personas en nuestro país. El Polentazo, tristemente célebre, se ha convertido en una manifestación, en un símbolo que desnuda la situación de hambre que sufren los sectores marginales. Todos los días.

Las bandejas de plástico y las manos que acercan la comida, también son una fotografía que se repite una y otra vez en las jornadas de lucha que llevan adelante las organizaciones sociales.

“Nos movilizamos hasta acá para evidenciar y dejar en claro la grave situación económica. No hay manera de recomponer el hambre y la miseria, de reconfigurar el salario y el ingreso de los sectores populares. Es una deuda de educación, trabajo y salud; y la prioridad es el pueblo antes que cualquier organismo internacional”, dice Sebastián delegado del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Dos pasacalles enormes con letras rojas llaman la atención. “La deuda es con el pueblo, no con el FMI”; “Llévenselo a Macri, dejen los dólares”, son las consignas. Es que si bien el pasado 27 de octubre hubo elecciones y hay un nuevo presidente electo, quienes acompañan el reclamo coinciden en que existe “un problema estructural-económico”, y que “el hambre no se resuelve con una elección”. Lo deja bien en claro el hecho de que por estas horas, uno de cada dos chicos está en situación de pobreza y que los comedores están desbordados.

Alejandro es docente y nos cuenta de sus principios y su visión: “Queremos alertar a la población, que se tome conciencia. Las movilizaciones son un efecto de auto educación, de hermandad, un reflejo de lo que se habla en las asambleas: si dejamos que continúe la receta del FMI en Argentina, va a ser a costa de mayor pobreza y hambre. Sea Macri, Fernández o Kirchner. El próximo gobierno tiene que romper con el FMI, si no va a fondo con la renta de la burguesía agraria, si no se apoya en los sectores populares, el destino es un nuevo conflicto”, sentencia.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241