"La única guerra en Chile es la de los ricos contra el pueblo pobre"

por Revista Cítrica
Fotos: Victoria Cuomo
29 de octubre de 2019

Las palabras de Vania Ulloa, de la Asamblea de Chilenxs en Buenos Aires, en la conferencia de prensa en la sede del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

“Durante los últimos días hemos sido testigos de la rebelión popular más importante en Chile desde la resistencia a la dictadura militar. Lo que comenzó como lucha contra el aumento del precio del pasaje del transporte público en la ciudad capital, estalló como una gran insurrección popular del pueblo chileno contra la precarización de la vida. La respuesta ha sido una sola: violencia y represión.

La consigna ‘No son 30 pesos, son 30 años’ expresa la situación a la que ha sido sometido el país en las últimas décadas. La mercantilización de la vida se arraiga en la Constitución -aún vigente- de 1980, donde se fundamenta la privatización de los derechos más elementales, como la educación, la salud, las pensiones y el acceso a la vivienda, entre otros.

Frente a las legítimas y justas resistencias del pueblo, el Gobierno de Chile, encabezado por el presidente Sebastián Piñera, ha desplegado una arremetida feroz declarando el estado de emergencia en 9 regiones del país y dejando a más de la mitad del territorio nacional bajo la bota militar. El objetivo es claro: silenciar a un pueblo que exige demandas justas y se cansó de morir endeudado para vivir.”

Hoy somos testigos de sistemáticas violaciones a los derechos humanos en Chile: sólo las cifras oficiales hablan de 18 muertos y de casi 6.000 detenidos. Sabemos que son muchos más, pero existe un cerco informativo con respecto a las víctimas. Existen denuncias de personas desaparecidas y de múltiples torturas sufridas por los detenidos, vejaciones y abusos sexuales contra muchas compañeras -muchas de ellas menores de edad-, allanamientos a domicilios y detenciones selectivas, uso de los espacios públicos como centros de tortura y detención clandestinos -como la denuncia del joven detenido en el sótano de la estación Baquedano del subte-, censura a los medios de comunicación alternativos, cerco mediático.

Denunciamos el montaje implementado por el Gobierno para generar terror, apostando al desgaste y a la división del pueblo que hoy se organiza. El despliegue del terror por parte del Estado es claro y directo, y fue expresado en la voz de Piñera al decir que el país se encuentra en guerra. La única guerra expresada en estos días es la de los ricos, amparados por el poder político, contra el pueblo pobre que se declara desobediente.”

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241