Cítrica: Una nueva revista, una nueva resistencia

por Revista Cítrica
07 de septiembre de 2012

La Cooperativa de ex trabajadores del diario Crítica anuncia la aparición del número inicial de su revista mensual "Cítrica", hecha desde Buenos Aires con un sentido federal

Fuimos parte de un diario que ya no existe. Su colapso fue
consecuencia de un cínico vaciamiento empresarial y de
una serie de vaivenes de la prensa corporativa, que sumados a la pasividad
judicial y política incidieron en el penoso cierre del medio que
nos congregaba profesionalmente.


Tras varios meses de lucha colectiva decidimos seguir agrupados con
la idea de ejercitar libremente nuestro oficio, sin padecer abusos de los
vaciadores profesionales de empresas. Y mucho más, crear un medio
acorde a nuestras convicciones. Centrados en el quehacer cooperativo
con visión federal.

Asumimos este nuevo emprendimiento sintiéndonos parte de una
amplia corriente de empresas recuperadas y de asociaciones cooperativas
que están dando respuestas laborales a situaciones críticas que
padece una gran parte de la sociedad argentina. Y al mismo tiempo,
en comunión con las empresas autogestionadas y reunidas en Federación
Asociativa de Diarios y Comunicadores cooperativos de la
República Argentina (Fadiccra). 

Creemos es preciso transformar muchas cosas en nuestro gremio.
Especialmente la explotación y las mordazas que los medios monopólicos
aplican a sus empleados. Nos proponemos informar y comunicar,
sin ataduras institucionales o ideológicas.

Buscamos lectores atentos y sensibles, en estos tiempos de cambios
sociales profundos y de búsqueda efectiva de certidumbres y justicia comunitaria.
Revista Cítrica constituye un punto de encuentro basado en la
sinceridad y las ganas de compartir. Hay dos maneras de relacionarse
con quienes mantienen la costumbre de leer diarios y revistas. Todo
depende de un detalle fundamental: tratar al destinatario como un
ente abstracto, o como un ser humano único e irremplazable.

Por un lado, se los puede bombardear con huecas “noticias” que no
contribuyen a construir una visión de la realidad, que así
es escondida o distorsionada. Por otro lado, la tarea consiste en ir
mostrando facetas de la vida real para ayudar al lector a compartir percepciones
intensas del mundo: así se abren caminos hacia la comprensión
cabal de la sociedad. Para intentar después el logro de una libertad auténtica.
Personal y comunitaria. Somos profesionales diversos y convivenciales. Abiertos al descubrimiento y a la solidaridad. Y buscamos llegar a quienes acepten ser
parte de una siembra colectiva de verdades no negociables.

Sabemos que la autonomía no es una obra fácil. Pero día tras día
comprobamos que no estamos solos. Porque la libertad y la justicia
son una obra colectiva que no admite claudicaciones.
 
La redacción de Cítrica