Ni golpe de Estado, ni golpe a las mujeres

por Lorena Tapia Garzón
Fotos: Vicky Cuomo
25 de noviembre de 2019

La marcha por el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y No Binaries, desde el Obelisco hasta Plaza de Mayo, tuvo un grito unido contra las violencias y violaciones a los Derechos Humanos en una América Latina que arde y se levanta.

“¡Bolivia, Chile, Haití, Ecuador, Colombia, Kurdistán, Los pueblos trabajadores en lucha contra el saqueo imperialista son bandera de nuestro movimiento de mujeres, feminista y de disidencias!”. La marcha por el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y No Binaries tuvo un grito unido contra las violencias, violaciones, asesinatos y torturas hacia los pueblos de una América Latina que arde y se levanta contra los racismos y los nuevos intentos de colonización de nuestros cuerpos y territorios. 



“Aquí estamos todas las mujeres, disidencias sexuales y pueblos de América para decir: ¡Fuera el FMI de todos nuestros territorios! ¡Basta de saqueo, criminalización y muerte! ¡Nuestras tierras y nuestros cuerpos no son territorios de conquista!”, gritaron en la lectura del documento conjunto de las distintas organizaciones que también exigieron Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la actualización del Protocolo de Interrupción Voluntaria del Embarazo que hace unos días el gobierno macrista aprobó y a las pocas horas derogó.

"¡Fuera el FMI de todos nuestros territorios! ¡Basta de saqueo, criminalización y muerte! ¡Nuestras tierras y nuestros cuerpos no son territorios de conquista!"


“¡Ni golpe de Estado ni golpe a las mujeres!”, se oyó fuerte durante la marcha que arrancó en avenida Corrientes y San Martín, pasó por la Embajada de Bolivia, siguió hasta el Obelisco, pasó también por el Consulado de Chile y terminó en Plaza de Mayo. “¡La whipala se respeta, carajo! ¡La pollera se respeta, carajo”, y el grito retumbó en las calles. “¡Chilenas, mapuches, no bajen las banderas que acá estamos dispuestas a cruzar la Cordillera!”.



“En Bolivia hay un golpe de Estado, una dictadura, y está matando a las mujeres que usan polleras y trenzas, a les indígenas. Nos quieren volver a colonizar, es un golpe racista, utilizado por la Iglesia, contra nuestro color de piel, contra las culturas originarias de América Latina”, dice Sandra Salazar, oriunda de Oruro, Bolivia, mientras posa con su pollera y sus trenzas. “Están matando a mis paisanas, basta a este golpe racista y discriminatorio de los poderosos que se quieren adueñar de Bolivia”, agrega Berta Flores, también boliviana, que lleva el pañuelo verde atado al cuello y sujeta la bandera de la cabecera de la marcha en la que se lee “Luchamos contra la violencia patriarcal”.

“En Bolivia hay un golpe de Estado, una dictadura, y está matando a las mujeres que usan polleras y trenzas, a les indígenas"

En la movilización hay también compañeras chilenas y colombianas, porque América Latina va a ser toda feminista. “No queremos más violaciones de Derechos Humanos en Chile ni en Latinoamérica, ensañadas principalmente contra las mujeres y las disidencias. Hay torturades, asesinades, desaparecides, gente que ha perdido los ojos. El grito es claro: pedimos no solamente que cesen estos atentados, también queremos juicio y castigo de todos los asesinos, desde el año 73 con la dictadura de Pinochet hasta ahora. No más impunidad en las calles de Chile”, dice Marcela Astudillo, de la Asamblea de Chilenes en Buenos Aires.

 

“Hoy en Colombia hay un paro nacional que empezó el 21 de noviembre, que se mantiene, y estamos gritando que Colombia también despertó, que las mujeres hemos resistido durante 60 años de conflicto armado y hoy el país se está movilizando contra un gobierno fascista que no actúa contra los asesinatos a las mujeres y los territorios”, señala Maria Camila Ulloa, una colombiana de 22 años que está estudiando en Buenos Aires.

 

*

 

 

El grito estalla cuando aparece Norita Cortiñas con su pañuelo blanco en la cabeza y el verde en la muñeca. Es la Madre de todas las batallas que siempre está donde hay que estar. “¡Norita, Norita, Norita corazón, aquí tenés las pibas para la revolución!”. A pocos metros, la Plaza de Mayo, esa que ella camina desde hace más de 40 años.

La “Marcha de las Mariposas” es como se conoce a esta movilización que se replica cada 25 de noviembre en todo el mundo para recordar a Minerva, María Teresa y Patria Mirabal, asesinadas en 1960 por la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana. “Hoy seguimos levantando no sólo el ejemplo de las Mariposas Mirabal, sino también de todas las luchadoras y luchadores alrededor del mundo, aquelles que se enfrentan a este sistema patriarcal, capitalista, imperialista y colonialista: ¡Berta Cáceres y Marielle Franco: Presentes!”, arengaron desde el escenario. Y al final, el pañuelazo, siempre el pañuelazo verde y poderoso. Hasta que sea ley. 
 

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241