Cronología de la violencia estatal durante la cuarentena

por Revista Cítrica
27 de agosto de 2020

Van cinco meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Y en todo este tiempo, a lo largo y ancho de la Argentina, la represión de las fuerzas de seguridad se incrementó a la par de los contagios. Apenas un ejemplo: según informó la Comisión Provincial por la Memoria, solo en junio, la Bonaerense mató a una persona cada 40 horas. En total fueron 18 asesinatos, la mayoría de varones, jóvenes y pobres.

Mientras los canales de televisión y portales web hablan continuamente del incremento de hechos de inseguridad, hay otros delitos que ascendieron de manera escalofriante desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio: los abusos de las fuerzas de seguridad.

Muertes en comisarías, represión, detenciones arbitrarias, torturas y gatillo fácil vienen reiterándose a lo largo y ancho del país. La desaparición de Facundo Castro, visto por última vez el 30 de abril cuando era subido a un patrullero de la Policía Bonaerense, se convirtió en el ícono de esta violencia desmesurada durante el aislamiento, pero cientos de otros casos suceden cada día, a pesar de que no son noticia.

Un ejemplo valida esa tesitura. Según informó la Comisión Provincial por la Memoria, solo durante el mes de junio, la Bonaerense mató a una persona cada 40 horas. En total fueron 18 asesinatos, la mayoría de varones, jóvenes y pobres.

A continuación, detallamos esta línea de tiempo que nada tiene que ver con los contagios de Covid-19, pero sí con otro de los dramas que atraviesa la Argentina: la represión y violencia de las instituciones del Estado.


26 de agosto
Otra vez contra los senegaleses
Barrio de Once, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Moussa, Mamadou y Modou querían vender artículos para atenuar la grave crisis económica que atraviesan, como cualquier laburante, por esta pandemia. Pero la Policía de la Ciudad sigue encarnizada con ellos, incluso más que antes de que empezara la cuarentena. No sólo no los dejaron vender, sino que les pegaron y los llevaron detenidos.

 

25 de agosto
Detenidas por defender la naturaleza
Plaza de Mayo, Ciudad de Buenos Aires
Dos jóvenes fueron detenidas en las inmediaciones de Plaza de Mayo por participar en una manifestación pacífica en defensa de los bienes naturales. Previamente, se había leído una carta al Presidente para pedir una consulta popular y repudiar el agronegocio. La Policía de la Ciudad les pegó, les pisó la cabeza en medio de un tumulto y las llevó detenidas.

 

19 de agosto
"Por ir a buscar comida mirá cómo nos verduguean"
Barrio de Pompeya, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
La Policía de la Ciudad bajó de un colectivo a trompadas y tirones de pelo a una familia en el barrio de Pompeya. ¿Qué estaba haciendo la familia? Se dirigía a un comedor comunitario a buscar comida. Como esa noche la temperatura era muy baja, le habían pedido al colectivero que los acercaran unas cuadras para que su hija no tomara frío.

 

1º de agosto
La doble vara de las marchas
Centro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
El mismo día, sábado 1º de agosto, en el centro porteño hubo una manifestación anticuarentena y otra manifestación en pedido de justicia por Santiago Maldonado y Facundo Castro. En la primera, la Policía de la Ciudad ni se acercó. En la segunda, corrió, reprimió y detuvo a varias personas. 


 

23 de julio 
“A estos indios hay que exterminarlos” 
Colonia Santa Rosa, departamento de Orán, Salta.
La Brigada de Infantería reprimió con balas de goma a la comunidad guaraní Cherú Tumpa cuando sin orden judicial intentó desalojar a las familias que viven allí, un territorio que hace décadas está desocupado. El violento episodio dejó 18 heridxs, entre ellxs seis niñxs. Uno de ellxs, de un año y medio, recibió un perdigón en la frente. Además se llevaron detenida a Yamila Veleizán, una de las líderes de la comunidad.

 

18 de julio 
Sufrió un derrame cerebral por los golpes de un policía bonaerense
Zárate, Provincia de Buenos Aires.

Alan y su amigo pasaron por la puerta de la casa del policía Jorge Rodríguez, quien comenzó a hostigarlos y agredirlos, les ordenó que se tiraran al piso y les empezó a pegar hasta tirarlos a una zanja. El amigo de Alan terminó con los dedos de la mano fracturados, pero la peor parte se la llevó Alan que, como consecuencia de los golpes que Rodríguez le propinó con una linga de acero en la cabeza y las patadas en la zanja, sufrió un derrame cerebral. Alan está recuperándose, pero ahora él y su familia son amenazados por la Policía.

 

18 de julio 
Policías chaqueños juegan a balear comunidades qom 
Juan José Castelli, ciudad del noroeste de la provincia del Chaco.

Frente al hambre, las personas de las comunidades van a revolver un basural para encontrar algo para comer. La Policía presente en ese lugar les preguntó: "'¿Qué hacen acá?'. 'Estamos buscando comida'. A lo que respondieron: 'Bueno, empezá a correr'. Contaban hasta tres y les tiraban balazos de goma", contó una referente del Movimiento Resistencia Popular de esa ciudad.

 

9 de julio 
Gatillo fácil 
González Catán, Provincia de Buenos Aires.

En la madrugada del viernes, después de los festejos por su cumpleaños número 18, Lucas Nahuel Verón salió con un amigo a comprar cigarrillos y una gaseosa en moto. En el trayecto comenzaron a ser perseguidos por un móvil del Comando de Patrullas en el que iban Ezequiel Benítez y Cintia Duarte, ambxs oficiales bonaerenses. El patrullero golpeó la moto. Sin ninguna explicación, el conductor del móvil se bajó y efectuó dos disparos que terminaron con la vida de Lucas. 

 

7 de julio 
“¿Quién más quiere un tiro?”
Rivera del Paraná, barrio de Puerto Iguazú, Misiones

Un miembro de la Policía Federal baleó a Fabián Colman, referente provincial del Movimiento Resistencia Popular. El efectivo, Fernando Velásquez, residente del barrio -a apenas una cuadra de donde se desencadenaron los hechos- amenazó con su arma de fuego reglamentaria, vestido de civil, a vecinxs que se encontraban conversando en una esquina. Minutos después le disparó a Fabián, con una bala de plomo, a corta distancia, mientras gritaba: “¿Quién más quiere un tiro?”.


29 de junio 
Argentina también tiene su George Floyd 
San Miguel de Tucumán, Provincia de Tucumán.

El George Floyd tucumano se llama Walter Ceferino Nadal. "No puedo respirar", suplicó, al igual que Floyd, cuando lo apretaron contra el piso en un operativo policial por un supuesto robo que había cometido. Nadal, de 43 años, fue víctima de la Policía como el hombre estadounidense, pero su caso no tuvo repercusión mediática ni indignación masiva en las redes sociales.

 

17 de junio
"Los gendarmes mataron a mi hijo y se me cagaban de risa en la cara"
Barrio Rivadavia II del Bajo Flores, Ciudad de Buenos Aires.

Según la versión de los gendarmes, se encontraron con dos jóvenes armados con los que mantuvieron un enfrentamiento. “Mi hijo estaba parado en la esquina y vinieron los gendarmes y le pegaron cuatro tiros, tres en la espalda y uno en el brazo. Lo dejaron morir porque no me dejaron que yo vaya y lo levantara. Se me cagaban de risa en la cara los gendarmes. En ningún momento le dijeron alto, solo le pegaron cuatro tiros", contó Andrea Scalengue, mamá de Facundo Scalzo, fusilado por la Gendarmería.

 

15 de junio 
"Mi hijo tiene 13 impactos de balas en el cuerpo” 
Barrio INTA, Trelew, provincia de Chubut.

Leonardo, de 19 años, volvía de la casa de su novia en moto. Justo cuando estaba ingresando a su domicilio, una moto policial lo chocó, y sin explicación tres oficiales comenzaron a golpearlo. Su hermano desde adentro de la casa escuchó gritos y salió a auxiliarlo, ambos recibieron varios impactos de balas de goma a pocos metros de distancia. Verónica, la mama de los jóvenes, contó las heridas: su hijo más chico había recibido 13 balines. 

 

15 de junio
"Recibí 10 perdigones en todo el cuerpo”
Barrio Inta, Trelew, provincia de Chubut.

Gabriel salió a cerrar el portón de la entrada a su casa porque escuchó balas y el perro había quedado afuera. En ese momento se acercó una camioneta Trafic blanca de la Policía y un oficial comenzó a dispararle con balas de goma. Recibió 10 perdigones. En la frente, en la cara, en los labios y en el brazo, sin mediar palabra.


 

31 de mayo
Balas, torturas y abuso sexual
Fontana, provincia de Chaco.

Un grupo de policías de la comisaría 3ª, varios de ellos sin uniforme, irrumpieron en la casa de una familia qom, sin orden de allanamiento en horas de la madrugada. Lxs torturaron, golpearon y humillaron. A José Peñaloza le hicieron pasar dos noches seguidas desnudo y sin comer. A Daiana y Rebeca las abusaron y las amenazaron con quemarlas. A Christian y Alejandro los golpearon y torturaron durante ocho horas. El caso, difundido por Cítrica, tomó relevancia nacional, al punto de que el propio presidente Alberto Fernández se refirió al hecho. Sin embargo, dos meses después, la Justicia no apartó a los oficiales y ni siquiera caratuló a la causa como tortura, lo que generó el rechazo de varias organizaciones de Derechos Humanos.  

 

15 de mayo 
Desaparición seguida de muerte
Monteagudo, Departamento de Simoca, provincia de Tucumán.

Los hermanos Espinoza (Luis y Juan Antonio) fueron interceptados por la Policía por la presunta participación en una carrera de caballos. Nunca estuvieron allí, pero Juan Antonio fue golpeado brutalmente por los policías y a Luis le tiraron un tiro y se lo llevaron. Días después el cuerpo de su hermano apareció en el límite con la provincia de Catamarca. Al menos 10 policías de la comisaría de Monteagudo están involucrados en su desaparición seguida de muerte. 

 

10 de mayo 
Brutal golpiza por no tener DNI
Río Tercero, provincia de Córdoba.

Luciano había salido a comprar sin documento. Los policías lo frenaron, le pidieron su DNI y como no lo tenía le preguntaron su número para ver "si estaba limpio". Como no tenía antecedentes, decidieron que la cuarentena era un buen momento para que los tuviera, y así obtener vía libre para pegarle. Lo llevaron detenido a la Comisaría Departamental de Río Tercero, donde lo molieron a golpes, le provocaron un derrame en el ojo y le rompieron el labio.


3 de mayo
Represión por cuidar a su comunidad del virus
Valle del Mollar, provincia de Tucumán.

Infantería golpeó y detuvo a personas de la comunidad indígena diaguita del Mollar, que se encontraban realizando un corte de ruta para impedir que la pandemia de Covid-19 llegue a sus territorios. Miembrxs de la comunidad denunciaron que lxs dueñxs de las casas de veraneo se trasladan violando la cuarentena y extendiendo los contagios al valle.


 

27 de abril
Golpes, torturas y detenciones por un corte de ruta
Departamento de Andalgalá, provincia de Catamarca.

Miembrxs de la comunidad originaria Diaguita Aconquija fueron detenidxs, golpeadxs y torturadxs por realizar un corte de ruta para impedir el paso de camiones paperos en el contexto de propagación del coronavirus. 14 fueron las personas detenidas por la policía, lxs obligaron a permaneces arrodilladxs cuatro horas contra la pared, con las manos en la nuca, incomunicadxs toda una noche, mientras eran insultadxs y humilladxs.


14 de abril 
Sacó a pasear al perro y la policía lo molió a golpes 
Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.

Luciano González estaba paseando a su perro de madrugada, porque tiene problemas de vejiga. Fue interceptado por personal policial de la Comisaría Segunda. Él intentó explicar que no estaba violando las normas de aislamiento, pero no le dieron tiempo: inmediatamente lo tiraron al piso y lo golpearon. En la comisaría le abrieron una causa por "violación al aislamiento y resistencia a la autoridad". Luciano quedó con el tabique nasal fracturado, varios dientes flojos y una lesión de consideración en el ojo izquierdo. Fue liberado a las 7 de la mañana sin haber recibido atención médica.

 

2 de abril
La cuarentena como excusa de los abusos
Tartagal, provincia de Chaco.

El cacique de la comunidad wichí de Sauzalito, Mariano González y su familia fueron violentamente golpeadxs y maltratadxs por la Policía de la provincia de Chaco. A la mujer del cacique uno de los oficiales la ahorcó con ambas manos contra una pared. Miembrxs de la comunidad denunciaron que la policía utiliza la cuarentena como excusa para hostigarlxs.



24 de marzo
Detenciones arbitrarias
Orán, provincia de Salta.

José Maximiliano Villa, un electricista, fue detenido de manera arbitraria junto a un grupo de 14 vecinos. Ya en la comisaría, los oficiales los obligaron a realizar lagartijas y flexiones de brazo y a quienes no sabían hacerlas les pagaban con un garrote en la espalda. 

 

23 de marzo
Desnudaron a dos mujeres y las obligaron a hacer sentadillas
Puerto Madryn, provincia de Chubut.

Una trabajadora gastronómica fue obligada a desnudarse y a hacer sentadillas en la comisaría tercera de Puerto Madryn. No fue la única persona que tuvo que soportar estos abusos. Su compañera de celda, durante las tres horas que pasó en la comisaría, fue una trabajadora de la salud, detenida en similares condiciones cuando iba del trabajo a su casa. Ambas fueron obligadas a desnudarse y hacer sentadillas mientras los policías miraban y les revisaban sus pertenencias.

 

23 de marzo 
Golpes y detención por estar en la vereda de su casa
La Plata, provincia de Buenos Aires.

Cuando faltaban pocas horas para conmemorarse el día del golpe cívico-eclesiástico-militar, un grupo de policías de la Comisaría 8° de La Plata agredió a golpes y balazos de goma a un joven que estaba en su vereda. Una vez detenido le iniciaron una causa por robo, resistencia a la autoridad y violación del aislamiento.

 

22 de marzo 
Represión en el penal
Bariloche, provincia de Río Negro.

En la Unidad Penitenciaria 3 de Bariloche, los presos pidieron jabón y lavandina para prevenir el contagio de coronavirus. Las fuerzas de seguridad les respondieron con represión y balas de goma.

 

20 de marzo
Golpes y detenciones a menores de edad
Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.

La policía de la Comisaria 2° de Mar del Plata golpeó a un chico en situación de calle y se llevó detenido a otros dos jóvenes que estaban con él, los tuvieron en un patrullero hasta las 7 de la mañana. “A mi hijo uno de los policías lo agarró del cuello, lo revoleó por el piso. En ese momento el amigo de mi nene intentó llamar al padre, pero la policía les sacó el celular y les siguieron pegando”, contó la mamá de uno de los chicos.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241