Villa 31: sin comida, sin agua potable y con 11 casos de coronavirus

por Revista Cítrica
28 de abril de 2020

Entrevista a Silvana Olivera, vecina de la Villa 31.

Silvana Olivera es una vecina de la Villa 31. Allí nació y se crió. Hoy, con 36 años, tiene 3 hijxs y vive con su familia en el barrio. Pidió ser entrevistada por Revista Cítrica para contar que ante la falta de respuestas del Gobierno de la Ciudad lxs vecinxs se están organizando para juntar comida y repartirla entre las familias que más la necesitan.

¿Cómo es la situación en los comedores de la Villa 31?

Tenemos muchos comedores que hoy tuvieron que cerrar, no pueden hacer la comida ni la merienda por la falta de agua. Hay muchas familias que se están quedando sin la posibilidad de recibir un plato de comida. Los padres y las madres como no pueden salir a trabajar lo único que les queda es mandar a los chicos a los comedores y hasta ellos mismos van a buscar la comida para sus hijos. Y cuando no funcionan los comedores -como hoy- ¿cómo le hacés entender a un chico que no hay para comer?

¿Recibieron alguna respuesta del Gobierno de la Ciudad?

Hay un abandono y una desidia total de parte del Gobierno de Larreta. Hay 23 comedores que no reciben asistencia de Ciudad, pero ellos solo reconocen 8. El lunes los vecinos fueron a buscar mercadería y les entregaron comida que alcanza para menos de una semana.

¿Tampoco tienen agua?

En algunos sectores del barrio desde el viernes no hay agua y en otros desde el domingo, el lunes volvió en algunas partes, pero todavía hay vecinos sin agua y otros a los que les sale de la canilla agua sucia, que tampoco sirve para higienizarse. Ya hay 11 casos de coronavirus en el barrio y nos da miedo.

La Secretaría de Integración Social y Urbana fue creada específicamente para la urbanización del barrio y son los únicos que pueden intervenir en estos casos, pero no nos brindan el acceso al agua, que es lo básico para la higiene y la salud. Cuando le avisamos a la Secretaría que no teníamos agua, el Gobierno de la Ciudad mandó una moto con un tanque de agua chiquito de menos de 10 litros que ni siquiera era agua potable. ¡Una vergüenza!

¿Cuándo empezó a faltar el agua?

Desde que empezó la urbanización empezamos a tener problemas de falta de agua y del año pasado a este cada vez empeora más. Y debería frenarse en época de pandemia, pero la urbanización sigue avanzando. Obligan a las familias a mudarse al sector de bajo autopista donde están las viviendas nuevas y demuelen la casa poniendo en riesgo a los vecinos que todavía viven en esa manzana. Dejan demolida esa estructura y no hacen la correspondiente limpieza del sector, lo que genera que se acumule agua y se propague el dengue.

Cuando hacen estas cosas yo pienso que pareciera que nos quieren ver enfermos a todos. Es muy triste. ¿Son inoperantes o no quieren hacerse cargo?”.

 

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241