Chicas que denuncian la verdad

por Alelí Acuña Barrenechea
26 de diciembre de 2018

Recordamos la entrevista que realizamos a dos mujeres que un día rompieron el silencio y se animaron a denunciar a Cristian Aldana. El martes próximo el ex cantante de El Otro Yo tendrá la posibilidad de declarar por última vez, antes de que la justicia de inicio a la etapa de alegatos que será la última del juicio oral.

Fui abusada sexualmente a los 12 años dentro de mi casa y todavía no pude denunciarlo. Es muy difícil. Lo sé. Por eso cuando entrevisté a víctimas de Cristián Aldana y me pidieron que las cuide, eso hice. Recuerdo que llegaron temerosas pero decididas. Estaban amenazadas. Él las había llamado. Aún quería manipularlas para que no contasen nada.

Las recibí en mi casa y las abracé. Les prometí que no divulgaría sus nombres. Puse la pava. Prendí el grabador y esto me contaron. Hoy Cristian Aldana está preso y ellas fuertes y renacidas. Y ya se animan a dar sus nombres:

¿Cómo fue el primer contacto con Cristian Aldana?

Felicitas Matafioti: Por los chats de El Otro Yo. Hubo dos: Trakatraka.com.ar y elotroyo.com. Cuando los músicos se conectaban, el chat te indicaba de quién se trataba. Desde ahí se comunicaba con sus fans. Cristian te preguntaba la edad y si eras virgen. Era nuestro ídolo y referente.

Charlie di Palma: Te hacía creer que debías ser desvirgada por él y nos hacía sentir las elegidas. Me manipulaba, adelante de las otras chicas me hacía sentir fea. La primera vez que estuve con él me violó. Tenía 14 años. Me pegaba mientras cogíamos, me daba trompadas y cachetazos.

¿Cuántos años tenían?

Felicitas: 13 años, pero la primera vez que fui penetrada tenía 14. Nos hacía ver videos caseros que filmaba él con otras chicas. Todas menores. Él tenía una camarita y guardaba una colección pornográfica personal.

¿Mencionaba la diferencia de edad?

Charlie: Él decía que no estaba mal. Nos convencía que lo nuestro era algo especial pero no debíamos contarlo porque nadie nos iba a entender.

¿Cuándo lograron darse cuenta de que fueron abusadas?

Felicitas: Llegó un momento que no quise verlo más, quise salir de ese círculo.

Charlie: Comencé a hacer terapia. Me sentía una mujer sometida. Empecé a conocer la verdadera esencia de mí porque yo actuaba de acuerdo a lo que él quería que fuera.

¿Qué era El Otro Yo para ustedes?

Felicitas: Una influencia espiritual, musical, que transmitía mensajes de paz, luz y libre sexualidad.

¿El fantasma del miedo está?

Charlie: No. Tuvimos que hacer un trabajo de sanación para entender la verdad.

¿Conocen la potencial cantidad de abusadas?

Felicitas: Somos cientas, hay más testimonios que avalan nuestras denuncias de abuso en Argentina y en el extranjero y van a testimoniar.

¿Qué buscan hoy?

Felicitas: Justicia y que se manifieste la verdad. Que no le pase a más nadie. Que ninguna persona se sienta vulnerada de esta manera. Queremos que las chicas denuncien la verdad.

Charlie: Necesitamos que las chicas se sientan con confianza y protección para denunciar. El respaldo de la fiscalía es importante. Estamos expectantes de que se acelere lo más posible ya que nos sentimos amenazadas por esta persona. Un tipo así no puede estar suelto.

En su primer comunicado, Aldana dice: "Sentimos cada vez más fuerte cierta persecución tanto política como fuertemente difamatoria con intención de callar nuestras ideas, nuestra música, nuestra alma". ¿Cómo tomaron que diga que lo difaman por su rol político-social?

Felicitas: No queremos que nuestra denuncia se tergiverse como una maniobra política. Nada que ver con los movimientos partidarios. Nosotras no hablamos de él como músico. Hizo cosas buenísimas como luchador desde la música. Aunque se aprovechó como comunicador social que emite mensajes para hacer lo que hizo.

¿Cómo lo ven hoy?

Charlie: Es un mentiroso, un provocador, un manipulador.

Felicitas: Para mí es un manipulador y un psicópata. No puede sostener su propia mentira.

¿Qué les pasó cuando se escucharon declarando?

Charlie: Recién ahora lo pude bajar al cuerpo, mientras declaraba lloraba. Pude desbloquearme emocionalmente y socialmente.

¿Qué le dirían a una chica que fue abusada y aún hoy no se da cuenta o no puede contarlo?

Felicitas: Que no está sola, que somos muchas. Hay lugares sanos donde apoyarse para salir a decir la verdad. Hay mucho miedo y este perverso lo que hace es querer tirar para atrás a las chicas que están por declarar. Quiere recordarles el trauma.

Charlie: Todas tenemos miedo antes de actuar. Pero una vez que te ves acompañada te das cuenta de que no estás loca. Durante mucho tiempo pensé eso. Esto es colectivo, estamos sanando historias. Tenemos que escucharnos, hubo mucho silencio durante años.

 

No más silencios

“Entre el 70% y el 80% de las víctimas de abuso sexual son niñas, en la mitad de los casos los agresores viven con las víctimas y en tres cuartas partes son familiares directos”. Así lo revela un estudio realizado por UNICEF basado en información recopilada de distintos países de América Latina y el Caribe. Otro dato que trae luz a esta realidad es que “en el 60% de abusos no se realiza la denuncia y sólo un tercio de los chicos/as afectados piden ayuda”, según señala un estudio realizado por el servicio de Adolescencia del hospital porteño Cosme Argerich.

Por este motivo, el paso que dio Mailén el 15 de abril de 2016 será recordado como un hito: una joven frente a una cámara, por más de 12 minutos, logró romper el silencio. En este video, subido a Youtube en el canal "Valentía ante el abuso", cuenta cómo fue violada dos veces por Miguel Del Popolo, el cantante de la banda indie argentina La Ola que quería ser chau, con quien había mantenido una relación tiempo antes.

Las palabras de la joven movilizaron a muchas mujeres que no podían más que llevar su verdad internamente. Diferentes estudios demuestran que en la mayoría de los casos, a las víctimas se les hace imposible denunciar ya que el engranaje patriarcal tiende a favorecer a los victimarios.

Ese fin de semana se conocieron decenas de testimonios que brotaban de un grupo de Facebook llamado “Victimas de Cristian Aldana”. El músico, hasta ese momento, era conocido públicamente por liderar la banda independiente El Otro Yo, que formó con su hermana Maria Fernanda en 1988 en Temperley. Además impulsó la Ley de la Música y es actualmente el presidente de la Unión de Músicos Independientes (UMI), donde pidió licencia. También fue candidato en 2013 a diputado por el Frente para la Victoria.

En las horas posteriores a que circularan esas denuncias, varias bandas que tenían programados recitales junto a El Otro Yo, como Los Rusos Hijos de Puta, Viva Elástico y Tobogán Andaluz, fueron comunicando oficialmente que se bajaban de esas fechas.

Ante la necesidad de cruzar los limites virtuales, un grupo de denunciantes creó el evento de Facebook “Basta de abusadores en el rock”, que convocaba a un acto en Plaza de Mayo para el 23 de abril. Ese día se encontraron los cuerpos, las miradas, las voces y el micrófono estuvo abierto para músicos, poetas, víctimas de abuso por parte de músicos, padres y parejas. Se escuchó a Ariell Carolina Luján, cuya denuncia contra Cristian Aldana fue asentada en ATAJO, del Ministerio Público Fiscal de La Boca y sorteada el 22 de abril, radicándose en el Juzgado de Instrucción Nº 11, que remitió oficios a DOVIC y UFEM.

Ariell relató que comenzó a ver al cantante desde los 14 años, a escondidas, en su estudio Besotico, hasta que llegó a convivir con él y se separó a sus 18. “Aquellos años fueron terroríficos. En 2010 hice dos denuncias, nadie me escuchó. Te tratan como una mentirosa. Ni siquiera me dieron un vaso de agua en la comisaría. Me enteré de que abusó a una familiar mía siendo menor de edad. Sentí mucha culpa. Dejó en mi cuerpo las secuelas de una hepatitis B, jamás usó preservativo, utilizó hasta el cansancio la palabra "putita" para humillarme y manipularme y no dudó en golpearme”.

Otra de las jóvenes que acusa al cantante de El Otro Yo, cuyo nombre reservamos, dijo en el acto: "Recién este año, a mis 25, me di cuenta de que fui abusada cuando tenía 15 años por Aldana. Me pareció que estaba bien, me manipuló pero nunca está bien abusar de un menor. Esto se puede denunciar y a las que aún no dieron el paso, no es tarde".

Entre el público había una ex integrante del club de fans de El Otro Yo, denominado "Microcosmos", que dijo: “Está bueno no caretearla más. Hace más de 15 años seguía a la banda. Empecé a escucharlos e ir a recitales a los 12 y tenía amigas más grandes y más chicas que estuvieron con Cristian. Naturalizamos todo el tiempo que se nos tratara como objetos. Hoy tengo casi 30 años y me cae la ficha. Entendí que cuando era piba no era consciente. El tipo siempre trata de dominar con sus privilegios”.

Imprescriptible

En 2015, la Cámara de Senadores de la Nación convirtió en ley un proyecto sobre la imprescriptibilidad de la acción penal en delitos contra la integridad sexual, cuando la víctima sea menor de edad. La iniciativa fue modificada por Diputados y la Cámara Alta aceptó esos cambios sin debate y por unanimidad. El proyecto fue presentado por la senadora entrerriana por el Frente Para la Victoria, Sigrid Kunath, quien agradeció la difusión de la norma y adelantó que próximamente se realizarán actividades y jornadas para difundirla.

Nota publicada en Revista Cítrica en mayo de 2016

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241