¿Podrá la Justicia condenar el asesinato de un mapuche?

por Revista Cítrica
Fotos: Denali DeGraf
20 de noviembre de 2022

En un contexto de persecución hacia las comunidades mapuche, en Bariloche se juzga el asesinato de 2021 en Lof Quemquemtrew, así como el intento de homicidio de Gonzalo Cabrera. Trampas de la defensa, nombres repetidos cercanos al poder y la posibilidad de sentar un precedente frente a la violencia anti-mapuche.

“A Elías nadie nos lo va a devolver, pero creemos que es un precedente porque todavía ni siquiera se puede pensar que haya un poco de justicia para Rafael Nahuel y tantos otros que han caído defendiendo los territorios”. Romina Jones, mujer mapuche de la Lof Quemquemtrew, puso en palabras los sentimientos encontrados que despierta el comienzo del juicio por el asesinato de Elías Garay y el intento de homicidio de Gonzalo Cabrera, el 21 de noviembre de 2021, en el territorio donde la comunidad vive y también es perseguida.

A un año de los hechos violentos en la Cuesta del Ternero (Río Negro), el tribunal de Bariloche compuesto por los jueces Gregor Joos, Bernardo Campana y Marcos Burgos deberá juzgar las responsabilidades de los dos imputados: Martín Cruz Feilberg y Diego Alejandro Ravasio. El proceso judicial comenzó el jueves 17 de noviembre y siguió el viernes 18. Las dos primeras audiencias de un juicio en el que hay muchas expectativas, ya que transcurre en un ambiente de persecución y criminalización hacia las comunidades mapuche de distintos puntos de la Patagonia argentina.

Feilberg y Revasio, socios del empresario Rolando Rocco (quien mantiene un litigio con la Lof porque explota allí, en la zona de Cuesta del Ternero, terrenos fiscales para la actividad maderera), están acusados de ingresar armados al territorio reivindicado por la comunidad y disparar contra Elías y Gonzalo, los dos mapuche que formaban parte de la Lof Quemquemtrew. Ese territorio en disputa estaba militarizado desde septiembre de 2021, con los accesos cortados y retenes de control. Bajo esas condiciones entraron los dos supuestos cazadores que causaron la muerte de uno y heridas de gravedad en el otro.

A pocos días de conmemorarse un nuevo aniversario del asesinato de “Rafita” (25 de noviembre de 2017) en la Lof Lafken Winkul Mapu y con cuatro mujeres mapuche (de la misma comunidad) detenidas arbitrariamente en una casa comunitaria en Bariloche desde hace más de un mes, las expectativas en el resultado del juicio son altas. Tanto para la reivindicación territorial de decenas de comunidades como para el arco ideológico que se regodea con la violencia hacia las familias originarias.

La primera audiencia pudo ser transmitida en vivo por Radio Zona Libre, pero el panorama cambió al día siguiente y, sin ninguna explicación formal, el medio ya no pudo acceder a la plataforma Zoom, pese al pedido previo al Poder Judicial.

 

Credenciales anti-mapuche

En la defensa de Feilberg intervienen los doctores Luciano Magaldi y Ernesto Saavedra, este último de conocidos antecedentes anti-mapuche. Lleva, por ejemplo, varias causas judiciales en las que actúa como querellante por reclamos de tierras contra comunidades y es también el representante legal de Diego Frutos.

Voz amplificada en medios nacionales afines a la idea del terrorismo mapuche, Frutos es presidente de la Junta Vecinal Villa Mascardi y referente de Consenso Bariloche, dos espacios con un claro posicionamiento racista y con distintas cajas de resonancia amigas, desde la dirigencia política provincial y nacional (Arabela Carreras, Miguel Ángel Pichetto, Patricia Bullrich) hasta usinas de comunicación que agitan desde Buenos Aires las aguas de la inseguridad en una de las localidades argentinas más codiciadas por los capitales nacionales y, sobre todo, extranjeros. Lo llamativo para Saavedra, en este proceso, es que debe actuar como defensor y no como querellante. En tanto, Ravasio cuenta con la defensa de Nelson Vigueras y Mónica Goye.

Decenas de audiencias se han realizado en este tiempo (el comienzo del juicio fue la número 28 del legajo) y la actitud de Saavedra fue embarrar la cancha una y otra vez: intentó anular el proceso judicial recusando a jueces y fiscales y también exigió en varias oportunidades la excarcelación y absolución de su defendido. Sin embargo, en cada una de estas instancias fueron rechazados sus pedidos, considerándolos una reedición de argumentos sin pruebas. 

También se le repitió varias veces que existía peligro de fuga y/o entorpecimiento de la investigación si los imputados quedaban en libertad, así como el temor provocado en las personas sobrevivientes en un territorio donde ser mapuche es mala palabra para los poderes reales.

El mismo abogado mantiene, en paralelo, causas contra la comunidades Lafken Winkul Mapu (donde en octubre pasado se desplegó un violento operativo que culminó con la privación de la libertad de siete mujeres con sus hijxs), Buenuleo y Carrilafken. En lo relativo a Cuesta del Terneno, Saavedra impulsa un proceso judicial por "usurpación" en perjuicio de Rocco (empresario socio de los dos imputados), quién tendría el permiso de uso provincial para la explotación forestal de las tierras fiscales disputadas con la Lof Quemquemtrew. 

Esta última causa también irá a juicio, luego de que el martes 15 de noviembre, en la audiencia de control de acusación, el juez Martín Arroyo confirmara las imputaciones hacia 6 personas (4 de la comunidad y 2  identificadas tras los operativos represivos realizados en el lugar en septiembre de 2021).

Otro dato de color es que la acusación del Estado por el asesinato de Elías la lleva adelante la fiscal Betiana Cendón, también conocida por su repetida participación como funcionaria judicial... en contra de las comunidades mapuche.

Uno de los abogados defensores es Ernesto Saavedra, de conocidos antecedentes en causas contra las comunidades mapuche. Desde el inicio de las audiencias se encargó de embarrar la cancha.

 

El juicio en marcha

En la primera jornada del juicio en los tribunales de Bariloche, Saavedra volvió a tomar protagonismo. Planteó una cuestión preliminar (entre varias) para ganar tiempo: que no comiencen las audiencias hasta tanto no se realice en la Cuesta del Ternero una reconstrucción de los hechos.

Hubo casi 3 horas de cuarto intermedio para que los jueces deliberasen. Finalmente, la decisión del tribunal compuesto por Joos, Campana y Burgos fue seguir adelante con el juicio y establecer una fecha para la visita al territorio. En la continuidad del jueves declaró como testigo propuesto por las defensas Manuel López Baquero, empleado de Fiscalía participante de algunos de los operativos en el territorio.

Un hecho extraño se puso de manifiesto en el arranque del juicio. Un grupo de medios comunitarios, populares y autogestivos (incluido Cítrica) había hecho una presentación previa al Poder Judicial de Río Negro para transmitir las audiencias en vivo. Sin ninguna respuesta llegado el jueves, Radio Zona Libre, que había recibido el enlace para acceder al juicio desde la plataforma Zoom, realizó la transmisión desde su canal de YouTube. El viernes cambió el panorama. Al momento del inicio de la segunda audiencia, Zona Libre no recibió el enlace para poder transmitir ni tampoco una explicación formal del Poder Judicial provincial sobre la negativa

Para Ezequiel Palavecino (APDH Bariloche), uno de los abogados querellantes junto con Andrea Reile (Liga Argentina por los Derechos Humanos), el viernes fue “un buen día de juicio”. Prestaron declaración el sobreviviente Gonzalo Cabrera, herido mientras Elías Garay se desengraba, y Alejandro Morales, un testigo de los hechos.

Palavecino relató lo sucedido en la sala: “Creo que quedó bastante claro para el tribunal cómo fue el hecho. Los dos pudieron decir que vieron que llegaban estas dos personas imputadas al lugar y se acercaron para preguntarles qué estaban haciendo, y ellos desde el primer momento los apuntaron, y cuando se fueron acercando para ver cuál era la respuesta que les daban, les dispararon. Eso es lo que estamos imputándoles a ellos. Ése fue el hecho, ésa fue la forma en que sucedieron las cosas”. 

También manifestó que “la defensa no está pudiendo hasta ahora, si bien faltan todos sus testigos, desvirtuar este hecho en esta modalidad como nosotros la imputamos”. Sobre los testimonios: “Gonzalo Cabrera pudo estar delante de los jueces para contarles lo que le había pasado y Alejandro Morales para contar todo lo que había vivido. Cómo tuvo que ayudar él a Gonzalo, cómo tuvo que ocuparse desde el primer momento de Elías, que yacía ahí en el suelo, muerto, mientras estas dos personas se daban a la fuga”.

Romina Jones: "Nadie quiere que haya más muertos en los territorios y todos queremos vivir y levantar los procesos, vivir como antiguamente lo hacíamos".

 

Lo que viene

Con respecto a las reconstrucción de los hechos, las fechas propuestas son el 26 y el 28 de noviembre, aunque no hubo una definición todavía. “Estamos a la espera de la defensa, que fue la que la propuso y tiene la posibilidad de desistir de la prueba”. Eso podría resolverse el 28, cuando se reanude el jucio. Palavecino: “Por lo pronto, seguir avanzando con las testimoniales, peritos, efectivos de Policía. Avanzar para comprobar cómo ocurrieron las cosas ese día, y que los jueces no tengan ninguna duda que fué como lo presentó la acusación”.

Según se desprende de las audiencias ya realizadas, los abogados defensores intentarán librar de culpa a los imputados con el argumento de que no sabían que allí había gente y que fue en defensa propia ante un “enfrentamiento” y forcejeo entre las partes

Por su parte, la Lof Quemquemtrew, a través de sus vocerxs, ha reiterado en varias oportunidades la importancia de esta reivindicacion territorial para todo el pueblo mapuche, ya que allí también, al igual que en Lafken Winkul Mapu, sucede algo que no se daba desde hace 100 años: se levantan autoridades ancestrales y espirituales para esta cultura, hoy estigmatizada y criminalizada como grupo terrorista.

Romina, que vivió en cuerpo y espíritu los días violentos en su Lof y ahora advierte la atmósfera represiva en los territorios, dijo fuera de los tribunales: “Nadie quiere que haya más muertos en los territorios y todos queremos vivir y levantar los procesos, vivir como antiguamente lo hacíamos. Es ésta nuestra lucha y nos acompañamos entre mapuche, y por eso también queremos agradecer a las organizaciones, comunidades y gente mapuche y no mapuche para que sigan acompañando. Por Elías, por Rafa y todos los que cayeron peleando por nosotros. Más que nunca, Elías está con nosotros y nos está acompañando”.

©2022 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - [email protected] | Tel.: 45626241