"Quiero que los padres de Rafa sepan cómo murió"

por Revista Cítrica
Fotos: Jaime Carriqueo
26 de septiembre de 2023

Compartimos parte del testimonio de Lautaro González, uno de lxs testigos clave del violento operativo donde asesinaron a Rafael Nahuel el 25 de noviembre de 2017 en la Lof Lafken Winkul Mapu. Ante los jueces, relató cómo intentaron salvarle la vida al joven mapuche y dio detalles del procedimiento represivo de Prefectura. Cobertura colaborativa con Infoterritorial y Radio Zona Libre.

Yo llegué el 22 de noviembre a la winkul a ver a la machi por remedios por un problema renal. No conocía el lugar. Conocía que se estaba levantando la machi, muy importante para nosotros, pero no conocía el lugar. El día 23 hubo desalojo. No pudimos defendernos, no pudimos hacer mucho. Era de noche y ellos eran muchos. Tuvimos que correr montaña arriba con algunos peñi. Nosotros éramos pocos, la mayoría eran mujeres y niños en el lugar. 

Estuvimos en el bosque hasta el día siguiente. Al mediodía nos encontramos con los otros. Traían comida, así que comimos porque teníamos hambre, después de un día sin comer. Como no escuchábamos más ruido, decidimos bajar. Doscientos metros habremos bajado cuando empezamos a escuchar disparos y corrimos hacia arriba. En todo momento se escuchaban disparos, nunca dejaron de escucharse.

El día 23 hubo desalojo. No pudimos defendernos, no pudimos hacer mucho. Era de noche y ellos eran muchos.

Llegamos arriba, primeros con Fausto a una planicie, ahí nos empezamos a defender con lo que teníamos a mano, que eran solo piedras. Todavía no subían todos y se seguían escuchando disparos. Primero hirieron a Coña, y al instante cayó Rafael a suelo, y Johana empezó a gritar. Todos empezamos a gritar que había alguien caído y ahí los efectivos se retiraron.

Miramos al peñi que se revolcaba en el piso porque le dolía. Lo revisamos, tenía un bulto hinchado abajo de la axila. Improvisamos una camilla con unas tablas y cuando lo subimos a Rafa se caía, se volvía a caer, como que no podía controlar sus movimientos, y nos decía que quería quedarse ahí, que sigamos. Ahí yo le agarré la mano, ya estaba frio Rafita. Lo até con una cinta que tenía a la camilla para poder bajarlo y nos turnábamos porque era muy pesado. A los pocos minutos Rafita falleció. 

Cuando llegamos abajo, en la vera de la ruta, nos rodearon muchos efectivos de prefectura y ahí le decíamos que Rafa había fallecido. Nos dijeron que lo dejemos en el piso y nos esposaron con precintos y nos dejaron frente al hotel una hora más o menos, hasta que llegó el secretario del juez. Ahí le pedimos que nos saquen los precintos porque nos cortaban la circulación de las manos y ahí nos pusieron esposas en el piso, con la cara contra el asfalto. 

Rafa se caía, se volvía a caer, como que no podía controlar sus movimientos y nos decía que quería quedarse ahí


Después nos dejaron sentados en la trafic y Rafita al lado nuestro. Estaba tapado, y los prefectos pasaban uno por uno, lo destapaban para mirarle la cara, lo tapaban, y venía otro y hacía lo mismo. Nuevamente nos cambiaron las esposas, y ya no vimos más a Rafa.  Nos sacaron muestras, serían las 11 de la noche, y nos llevaron al aeropuerto. Habremos estado 4 o 5 horas en la ruta hasta que nos sacaron las muestras.

Así fueron las cosas. Yo vengo acá para hacer saber lo que pasó. Para que los padres, principalmente, puedan saber cómo murió Rafa.