"El pedido de mano dura profundiza el gatillo fácil"

por Revista Cítrica
27 de agosto de 2018

Roxana Cainzos, la mamá de Nehuén Rodríguez, asesinado por la policía el 15 de diciembre de 2014 en el barrio de Barracas, denuncia que cada vez son más los pibes y las pibas que nos mata la policía.

“Cuando ves un caso de gatillo fácil en la tele te parece todo tan lejano; y un día te pasa a vos y no lo podés creer. No sabés cómo actuar, cómo seguir. Al principio no lo podés creer. Parece mentira que una cosa así te pueda pasar, que te arranquen a un hijo como si nada. Por error, por abuso de autoridad, porque sí.

Al principio a todo el mundo le interesa el caso, los medios de comunicación hacen móviles y entrevistas. Pero cuando van pasando los días te vas quedando sola, con la gente más cercana y nada más.  Los medios ya no se acercan y la justicia casi nunca llega. Por eso hay que estar fuertes, y no bajar los brazos. Hay tanto que aprender, de leyes, de cosas de la Justicia. Hay que estar atenta porque allí todos se olvidan de tu hijo, es un pibito más.

Cada caso de gatillo fácil nos remueve nuestra historia, la pérdida de un hijo o hija en manos de las fuerzas de seguridad. Y la mejor forma de sanar tanto dolor es desde la lucha. Hay que pelearla para que deje de pasar, para que no nos maten más a los pibes y a las pibas. Nosotras nos acercamos a los familiares de las víctimas de gatillo fácil, abrazamos a esas madres con el corazón destrozado, como los nuestros. Humildemente, le transmitimos nuestra experiencia, les mostramos el camino que hay que seguir. Porque cuando perdés a un hijo empieza un nuevo camino, el de la búsqueda eterna de justicia. Lo que más deseas es que los que mataron cumplan condenas efectivas. Y casi nunca pasa.

Patricia Bullrich no puede seguir al frente del Ministerio de Seguridad. No puede felicitar y premiar a los gendarmes, prefectos y policías que abusan y matan a nuestros pibes y pibas en los barrios.

Porque la policía siempre funciona así: matan a un pibe y la fuerza se encarga de encubrir el caso. Son muy corporativos, borran pruebas y embarran las investigaciones. Siempre tratan de zafar, y zafan. La Justicia también funciona así.

Y cada vez se pone más brava la calle para nuestros pibes, cada vez son más los pibes y pibas que nos matan. Por eso es importante que la sociedad abra los ojos, esto no da para más, tenemos que parar con el pedido de mano dura, porque solo profundizamos  el gatillo fácil. Patricia Bullrich no puede seguir al frente del Ministerio de Seguridad. No puede felicitar y premiar a los gendarmes, prefectos y policías que abusan, que matan a nuestros pibes y pibas en los barrios.

No hay que abandonar la lucha, hay que difundir, hay que ir a los juicios, acompañar a las familias, estar. Lograr justicia es difícil pero lo vamos a intentar en cada caso hasta el final. Yo, hasta que tenga fuerzas, voy a denunciar las injusticias, voy a acompañar a las familias, voy a salir a las calles. Por Nehuén, y por todos”.

Roxana Cainzos, la mamá de Nehuén Rodríguez, asesinado por la policía el 15 de diciembre de 2014.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241