Cuestión de justicia

por APA prensa
16 de octubre de 2013

La megacausa por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en los centros de clandestinos detención Jefatura de Policía y Arsenal Miguel Azcuénaga entran en la última etapa.

La última semana de septiembre se concretó la audiencia número 60 del juicio por delitos de lesa humanidad más grande de la provincia. Se trata de la megacausa Jefatura II Arsenales. A lo largo de estos diez meses pasaron más de 350 testigos. Esos relatos fueron armando lo que sucedió hace 37 años. Cada testigo aportó sus recuerdos, su esfuerzo, su dolor. Algunos hechos habían sido ya conocidos a lo largo de la investigación o de juicios anteriores, otros salieron a la luz en este debate. Es que muchos de los testigos declararon por primera vez. Algunos terminaron agradeciendo la posibilidad de contar eso que no pudieron o no se atrevieron a decir antes. Otros dejaron claro que no querían volver más a revivir el horror.

Debido a los hechos nuevos que se conocieron y con las nuevas pruebas aportadas durante el desarrollo del juicio, el Ministerio Público Fiscal realizó el viernes 27 un planteo ante el Tribunal Oral Federal (TOF). El fiscal Ad Hoc, Pablo Camuña, fue el encargado de expresar los argumentos que sostenían el pedido de ampliación de acusaciones. El mismo refirió a cuatro grupos de delitos en los que habrían estado implicados 23 de los 41 imputados en la megacausa. La nueva acusación presentada versó sobre los delitos sexuales, robo doblemente agravado, privación ilegal de la libertad y torturas y homicidios.

El jueves 3 de octubre se conoció la resolución del tribunal respecto al planteo realizado por la fiscalía. En esta oportunidad la audiencia estaba prevista para las 11 de la mañana y sería exclusivamente para estos fines. El secretario del TOF, Mariano García Zavalía, leyó a las partes y a los presentes que se había resuelto hacer lugar parcialmente a la ampliación de acusación presentada por los fiscales. Se trata de los delitos sexuales cometidos en contra de TG, CM y EC. La ampliación de imputaciones recae sobre 18 imputados entre los que se encuentra una mujer.

En el caso del delito de violación sexual agravada, por haber sido cometida con el concurso de dos o más personas en perjuicio de T G, se imputó a Luis Orlando Varela como autor mediato y a Ernesto Rivero, Alberto Héctor Rafael Montes de Oca, Fernando Torres y Tomás Adolfo Güemes como partícipes necesarios. Con respecto a CM, víctima del delito de abuso sexual agravado por haber sido cometido con el concurso de dos o más personas, fue imputado como autor mediato Luis Orlando Varela y como partícipes necesarios Ernesto Rivero, Fernando Torres y Tomás Adolfo Güemes.

Después de habérseles leído las imputaciones, Varela, Rivero y Torres, que se encontraban en la sala de audiencias, aseguraron que no conocían a las víctimas. Negaron haber cometido los delitos de los que se los imputan y dijeron que no querían hacer más declaraciones. Desde Ezeiza, Tomás Güemes y Alberto Montes de Oca también manifestaron no querer hacer declaraciones pero sostuvieron su supuesta inocencia.

El tercer caso de delitos sexuales por el que se aceptó la ampliación de acusación habría ocurrido en el Centro Clandestino de Detención que funcionó en la ex Jefatura de Policía. Se trata del delito de violación sexual agravada, por haber sido cometida con el concurso de dos o más personas, en perjuicio de EC. Se imputó a Roberto Heriberto Albornoz como autor mediato y a Juan Alberto Abraham, Ricardo Oscar Sánchez, Rolando Reyes Quintana, María Luisa Acosta de Barraza, Miguel Ángel Chuchuy Linares, Hugo Javier Figueroa, Oscar Humberto Gómez, Félix Insaurralde, Pedro Joaquín Pasteris, Guillermo Agustín Ugarte, Antonio Esteban Vercellone y Luis Armando De Cándido como partícipes necesarios.

Las interrupciones y los pedidos de nulidad de esta resolución por parte de las defensas no se hicieron esperar. Todas ellas no fueron aceptadas y el tribunal resolvió que los abogados defensores tendrán diez días hábiles para preparar las pruebas y presentarlas en el debate. De este modo, el cronograma previsto para lo que fuera la última etapa previa a la sentencia se ve modificada.

Como ya se había aceptado la incorporación de nuevos testigos, se resolvió que el jueves 10 de octubre la audiencia se reanudará con la recepción de esos testimonios. Si bien la fecha de inicio de los alegatos no se conoce con precisión, se espera que durante octubre los mismos se concreten.

Un juicio que esperó más de 30 años para concretarse, una verdad que se sigue develando a pesar de los años. El dolor que no cede ni un poquito. Todo eso confluye en la alegría de saber que la justicia está cerca. Que los responsables del espanto son juzgados. Que no salieron impunes. Pero sobre todo, que no hubo venganza, porque como lo dicen los familiares que cargaron con estos años de heridas abiertas, “no somos como ellos, nunca lo fuimos, nunca lo seremos”.

Informe: Colectivo La Palta
Por Gabriela Cruz

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241