Días de escape y otros poemas

por Revista Cítrica
10 de septiembre de 2015

Lokura de San Telmo, otro de nuestros poetas cítricos, comparte alguno de sus textos.

DÍAS DE ESCAPE
Al advertir lo que se le avecinaba comenzó a planear motín.
Dos días de escape,
de pleno jolgorio.
Rumbeó así a la pequeña Escandinavia.
Un lugar que está lejos de ser Siberia.
Arde dentro con los esclavos del llanto y la danza.
Dentro se encontraba la figura emancipada.
Un personaje que es leyenda viviente del mito que nunca morirá.
Este sujeto hechiza a los esclavos con su magia y sus proverbios.
Al siguiente día, se dirigió con su carcasa de protección
hacia el domo, un lugar ya explorado, pero difícil de conquistar.
En ese lugar otro sujeto de características similares abdujo a los esclavos.
Con mucha fuerza y tan solo su leyenda de sombrero,
hirvió los aire contaminados del domo.
Una vez más, el caballero de interminables fábulas, asistió a las contiendas y salió airoso.

EN EL AIRE
En el aire,
está ese lugar que parece común.
Un lugar donde los pies están volando,
las cabezas estallando,
los corazones transpirando.
En el aire,
vuelo sin levitar,
miro sin abrir los ojos,
respiro y siento.
En el aire,
nos encontremos los desconocidos,
nos abrazamos sin tocarnos,
nos hablamos sin escucharnos.
En el aire,
un lugar común.

ESTIGMAS
Resurgís en estigmas.
No generan heridas.
El anhelo, es el peor dolor.
Sordo a tus palabras,
ciego a tu imagen,
no me reconforta hablarle al espejo.
Mis ojos te perciben solo cuando están cerrados.
Los escalofríos me abrazan,
sé que estas cerca.
Estigmas del amor cosechado.
Lágrimas del amor eterno.

REBALSADO DE MÚSICA
La noche prestaba un abrigo.
El pibe de los viejos astilleros,
machaca sus dedos,
enfundado en su artefacto de riff,
les vuela la cabeza a los guerreros en jeans.
Un pequeño rito vuelve a erigirse.
Lo cotidiano no cabía en aquel gueto.
La visión psicodélica se adueñó de algunos guerreros
y por ella comprendió aún más la poesía del Pibe.
Flaco de carnes y rebalsado de música,
quedó elevado con la risa fina y siniestra,
porque siempre hay premio si llamás a los sentimientos.


TODO ES POCO
Hay un mundo de lejanía.
Un llamado es poco
porque lo único que puedo hacer,
es escucharte.
La foto en movimiento no alcanza,
ya que no puedo abrazarte,
y una carta es pequeña,
aunque en ella se perciba al aura del escritor.
Todo es poco si no siento tu presencia.


LETARGO TRASGREDIDO
El baúl permanecía cerrado.
El letargo de su interior
era transgredido siempre
a la hora estipulada.
Casi por necesidad sufría esa perturbación.
Fragancia musical,
antigua o novel,
todo depende del instante, del momento o del sentimiento.
Una cámara del tiempo,
que al abrirla reluce
y encandila la razón,
resguarde de la soledad y la tristeza.

UNA SIMPLE GOTA DE AGUA
Encalló en su rostro
una simple gota de agua, perdida.
Aquella que le devolvió la energía.
Una simple gota de agua,
sació su sed.
Su húmedo cuerpo,
empapado de sudor
y desbordado de adrenalina,
volvió a arrancar.
Solo respiró,
su ausencia.
Esa omnipresencia lo acompañó aquella jornada.
Y colisionando contra un mar picado,
liberó su placer.
Un burdo juego vikingo,
le dio placer.
Y las estrellas que brillaron al frente,
dejaron escrita una nueva historia en su piel.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241