Discursos de odio: “Necesitamos generar otro sentido común”

por Revista Cítrica
Fotos: Vicky Cuomo
15 de septiembre de 2022

Una integrante del Frente Popular Darío Santillán escribe sobre el relato de un capitalismo que solo ofrece trabajo para un sector, y que viene acompañado de discursos falaces y estigmatizantes. El atentado contra la vicepresidenta dentro del complejo y violento contexto latinoamericano. 

Por Anamá*

La violencia política que hace años venimos padeciendo quienes integramos el campo popular hay que analizarla en varios planos. Creemos que es una etapa más de este capitalismo voraz que viene por todo. Vivimos y sufrimos esta etapa puramente financiera del capitalismo, que propone trabajo sólo para unos pocos. En ese sentido, los sectores populares que integran nuestra organización quedan por fuera de todas estas propuestas de trabajo. Lo que nos quieren hacer creer, o lo que intentan instalar como sentido común, es que estas personas no acceden a estos trabajos por falta de mérito o de formación. El discurso meritocrático no es real: nosotros hablamos con la compañerada y claramente siempre se tiene como objetivo, en toda casa, tener un trabajo digno. Son discursos falaces y estigmatizantes que destilan violencia política. No es solo cuidar lo que se dice en los medios de comunicación, sino también observar cómo los medios de comunicación construyen esos sentidos comunes.

Lo que nos quieren hacer creer es que hay personas que no acceden a trabajos por falta de mérito o de formación

En paralelo a eso nosotros como organización venimos organizando las barriadas, garantizando el alimento a la mayoría de los barrios populares en los que el Estado está presente de una forma muy dañina. No creemos que el Estado esté ausente sino que está presente en cada familia que no tiene para alimentarse, mucho menos cumplir las cuatro comidas o mandar a sus hijes a la escuela. 

Creemos que esta violencia que se representó claramente contra la vicepresidenta Cristina Fernández hay que encuadrarla dentro de este contexto latinoamericano: en Chile no se aprueba una nueva constitución y en Brasil la derecha de Bolsonaro exacerba sus discursos en el final de la campaña presidencial, por citar dos ejemplos que nos ponen en alerta.

Nosotros debemos responderle a esa violencia con organización. No solo para darle de comer al pueblo sino para también brindar equipos de salud, muy activos en la pandemia, o para trabajar con las niñeces desde jardines comunitarios hasta bachilleratos populares. Ese trabajo molesta y es invisibilizado. Porque en esta etapa de capitalismo financiero, necesitamos generar y proponer otro sentido común.  

Hace varios años que la política, o la rosca política en el parlamento, no refleja las problemáticas del pueblo

Entendemos también que hace varios años que la política, o la rosca política en el parlamento, no refleja las problemáticas del pueblo. Por eso tenemos un doble desafío para que el pueblo trabajador comprenda que la política cambia realidades y si queremos un mundo mejor será a través de la política, aunque no esté reflejada en esta democracia burguesa que se sostiene hoy en día. También entendemos que hay que cuidar a la democracia porque cuando la democracia se pone en riesgo, los que terminan avanzando –y esto es lo que nos enseñó la región en los últimos años– son los grupos de extrema derecha y los movimientos fascistas organizados. 

*Integrante del Frente Popular Darío Santillán.

©2022 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - [email protected] | Tel.: 45626241