“Lo de Rafa Nahuel fue un crimen de lesa humanidad”

por Revista Cítrica
Fotos: Jaime Carriqueo
29 de noviembre de 2023

Condenaron a los prefectos Sergio Cavia (a 5 años), Francisco Javier Pintos, Carlos Valentín Sosa, Juan Ramón Obregón y Sergio García (4 años y 6 meses) por el asesinato de Rafael Nahuel el 25 de noviembre de 2017. Bajo la carátula de “exceso en la legítima defensa” se avaló la teoría del “enfrentamiento”. Orlando Carriqueo analiza esta sentencia que considera “racista” de parte de la Justicia.

 

Por Orlando Carriqueo*

Esta sentencia no es para nada  justa, no es justa  por la familia, por la comunidad, por la historia que ha utilizado el Estado para criminalizar a los sectores postergados que luchamos por un plato de comida o por un pedazo de tierra. Esta es la verdadera cara de la Justicia de Argentina, esta es la verdadera cara del poder político en Argentina.

La Justicia racista ha sido el brazo ejecutor de la violencia contra la comunidad mapuche y contra los sectores populares y esta sentencia es una demostración de ello. El argumeto del enfrentamiento que usan en esta causa contra los asesinos de Rafael Nahuel es el mismo que se usó durante la dictadura militar. 

Sufrimos la hipocresía de una sociedad que no reconoce que hay una Argentina indígena, que hay una lucha por la tierra desde hace 140 años, cuando el Estado ocupó los territorios comunitarios que hay en esta Patagonia. Es lamentable que tengamos que seguir viviendo esta justicia,  por supuesto que no es justicia. 

Lo que el Estado hizo,  al atacar a nuestra comunidad mapuche, ingresar con una orden judicial, con las fuerzas de seguridad y el poder político que dirigía en aquel momento Patricia Bullrich, lo que el Estado hizo es un crimen de lesa humandidad y se enmarca dentro de las políticas de terrorismo de Estado que, tristemente,  Argentina ha vivido y que hoy, a pesar de los 40 años de democracia, se vive cotidianamente.Que se utilicen todas las herramientas que el Estado nos impone frente a la falta de compromiso con los derechos humanos  eso es terrorismo de Estado. 

 Más allá de esta sentencia estamos seguros que vamos a seguir luchando como se sigue luchando por muchos desaparecidos en democracia. En esta lucha, nos acompañaron muchos familiares de víctimas de gatillo fácil, donde el Estado tiene la responsabilidad y donde lo que hizo acá lo repitió una y otra vez en muchos años de democracia.

Esta sentencia injusta es el peor ejemplo para conmemorar los 40 años de democracia y la peor manera de conmemorar los 40 años de democracia será el nuevo gobierno. Ojo, esto que digo no le quita responsabilidad al actual, que ha desalojado a la comunidad el año pasado, cuando firmamos un acuerdo para la devolución del territorio que nunca cumplió y que no sabemos cuándo se va a cumplir.

El pueblo mapuche va a seguir peleando en la tierra, como lo viene haciendo hace 140 años porque es la dignidad del pueblo que se niega a desaparecer y que lucha porque es dignamente dueño de este territorio, parte de este territorio, ni siquiera dueño, por eso luchamos, por eso nos duele tanto este tipo de sentencias pero no le creemos a la Justicia porque ha sido siempre el brazo ejecutor del despojo de las familias, de los territorios, de los barrios. Esta es la Justicia y con esta cara hay que verla.

Nos queda seguir luchando y encontrarnos, agradecer a todas las organizaciones sociales y a todos los organismos de derechos humanos que nos acompañaron, porque antes de que ocurriera el crimen de Rafael Nahuel, nosotros, las organizaciones, el pueblo mapuche, las comunidades,  pedimos una mesa de diálogo y la fiscal nos garantizó que no iba a suceder nada; sin embargo, desalojaron y a los dos días asesinaron a Rafael.

También me quiero acordar de Elías Garay, a quien mataron en Quemquemtrew, y de tantas otras víctimas mapuche. Esa es la Justicia que tenemos, esa es la condena y las maneras de actuar para ocultar la responsabilidad de la fuerza de seguridad. Esto tiene un nombre, acá y en cualquier parte del mundo, es un crimen de lesa humanidad, pero a su vez, es terrorismo de Estado porque utilizan todas las fuerzas y todos los instrumentos

Hoy acompañamos a la familia de Rafa, porque ningún acto le va a devolver la vida de Rafa y eso nos tiene que hacer pensar como sociedad, nosotros siempre buscamos el diálogo para resolver los conflictos y el Estado siempre utilizó las armas, a pesar de eso, nosotros vamos a seguir luchando. ¡Marichiweu!

Orlando Carriqueo, werken (vocero) de la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro