¿Quién cuida a los agentes de tránsito?

por Revista Cítrica
Fotos: Juan Pablo Barrientos
06 de enero de 2020

El asesinato laboral de Cinthia hizo visible la situación de precarización de lxs trabajadorxs del área en la Ciudad de Buenos Aires: sobre un total de casi 2800 personas, apenas el 30 por ciento integra la planta permanente. El resto son monotributistas. Encima, después de las Fiestas, más de 60 agentes no pudieron volver a sus funciones. ¿El motivo? Se habían afiliado a ATE.

En septiembre del año pasado, Cinthia Choque (28) fue asesinada y Santiago Siciliano (30) fue herido de gravedad. Les agentes de tránsito de la Ciudad fueron embestidxs por el vehículo que manejaba a toda velocidad Eugenio Veppo, quien luego se entregó a la Justicia. La noticia provocó la reacción inmediata de sus colegas, que salieron a manifestarse en el Obelisco bajo la lluvia.

El asesinato laboral de Cinthia hizo visible la situación de precarización de lxs trabajadorxs del área: sobre un total de casi 2800 personas, apenas el 30 por ciento integra la planta permanente. El resto son monotributistas sin derechos laborales (ni ART, ni vacaciones pagas, ni aguinaldo, ni licencias), cuyos contratos se renuevan año tras año… siempre que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta lo disponga.

Después de las fiestas, más de 60 agentes de tránsito no pudieron volver a sus funciones. ¿El motivo? “No es casual a quienes eligen para los despidos: son personas perseguidas política y sindicalmente por afiliarse a ATE”, cuenta Verónica Báez, que de sus 11 años como agente estuvo casi cinco emitiendo facturas de monotributista.

Después de las fiestas, más de 60 agentes de tránsito no pudieron volver a sus funciones: todos se habían afiliado recientemente a ATE

Desde que en septiembre pasado comenzaron a visibilizar su reclamo y a organizarse, el hostigamiento fue parejo, tanto desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas que comanda Juan José Méndez como desde SUTECBA, el sindicato de estatales porteños que debería proteger a lxs laburantes. “Es un sindicato patronal que intentó silenciarnos desde el primer momento”, denuncia al micrófono uno de los trabajadores en lucha, a metros de la Legislatura porteña que tiene los ingresos totalmente vallados.

A pesar de las declaraciones públicas de funcionarios y de la aparente preocupación de SUTECBA, las condiciones laborales de quienes trabajan en la calle no cambiaron demasiado desde entonces: se conquistó un seguro (algo menos que una ART), pero la informalidad continuó. Alrededor de 300 personas decidieron buscar la protección gremial de ATE.

A su vez, en noviembre el juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires dictó una medida cautelar que prohíbe desvincular a les agentes de tránsito precarizadxs o perjudicar su situación laboral con el Gobierno porteño.

Sin embargo, el Día de Reyes un grupo de trabajadorxs salió a la calle para denunciar nuevos despidos. Como el de Natalia Jaurena: “Llegué a base para fichar y me estaban esperando tres directivos. Me dijeron que no iba a seguir trabajando porque tenía diez asistencias al médico sin justificar. Es una mentira. Esto es un ejemplo de persecución política, porque soy una de las que alzó la voz por mis compañeros”. Madre de tres hijos, hace dos años que cumple funciones como monotributista.

“Llegué para fichar y me estaban esperando tres directivos. Me dijeron que no iba a seguir trabajando porque tenía diez asistencias al médico sin justificar. Es mentira"

Verónica (planta permanente en funciones) y Natalia (precarizada despedida) marchan junto a compañerxs, delegadxs de otros gremios y un grupo numeroso de ATE que hace sonar fuerte los bombos mientras avanzan por Avenida de Mayo hacia el Obelisco, como aquella vez que decidieron organizarse y dar una pelea colectiva. Al micrófono, Verónica exclama: “Más seguridad vial y menos recaudación”.

¿Querrá oír Larreta? ¿Habrá leído el fallo firmado por la Dra. Patricia López Vergara para frenar la informalidad laboral que se impone en la ciudad más rica de Argentina? El dictamen judicial decía: “Los agentes de tránsito son seres humanos que a través de su presencia permanente en la vía pública tienen a su cargo el control del tránsito vehicular, la educación vial y velan por la seguridad y cuidado tanto de los peatones como de los conductores. Pero… ¿quién cuida de ellos?”.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241