Fue Justicia: condenaron a Cristian Aldana a 22 años de prisión

por Revista Cítrica
Fotos: Vicky Cuomo
12 de julio de 2019

El Tribunal Oral Criminal 25 dictó sentencia y el feminismo festejó y sanó en las calles del barrio porteño de San Nicolás.

Sí, acá en el Tribunal Oral Criminal 25 estamos festejando. Festejamos que la Justicia sea justa. Festejamos que un abusador de menores sea enjuiciado y condenado a 22 años de prisión. Festejamos que ya no nos callamos más. Festejamos que ahora sabemos que si estamos juntas, el feminismo va a vencer. 

Sí, lo conseguimos: el Tribunal Oral Criminal Nº25 condenó a 22 años de prisión al músico Cristian Aldana por abuso a menores de edad.

"Siento un alivio muy grande por esa nena que fui. Siento que ya la sané. Siento un alivio muy grande porque esto no vuelva a pasar, esto no tiene que volver a pasar. Siento un alivio con mis compañeras de lucha, siento que le pusimos mucho ovario a todo esto. Y estoy feliz. Muy feliz. Lo que pasó hoy es un precedente. Lo que pasó hoy es histórico. Estoy feliz y emocionada", declaró Felicitas Marafiotti, una de las denunciantes que fue abusada cuando era una nena por Cristian Aldana.

"Por presenciar el juicio pude entender y poner en palabras que Aldana también me abusó. Este juicio nos unió a un montón de pibas que luchamos por lo mismo y en mi caso me hizo sentir más autonomía de mi cuerpo, entender que eso que hacía él no era amor", agregó Lucila Calderon, otra de las denunciantes.

                                                                                        * * * * * * * * * * *

Cuando empezaron a hablar, les dijeron que lo hacían para colgarse de un famoso.
Cuando empezaron a hablar, solo los medios autogestionados les dimos un espacio.
Cuando empezaron a hablar, no les creían. Eran menores de edad. Cristian Aldana había abusado de ellas.

Habló una y después otra, y después otra. Y se fueron animando. Y denunciaron que Cristian Aldana había cometido múltiples abusos sexuales. Denunciaron en los medios y en la Justicia.

Se tuvieron que bancar que intentaran desacreditarlas, que negaran los abusos. Que su abusador las desafíe a mirarlo.

Pero pelearon. Y fueron cada vez más. Denunciar a Aldana fue el inicio para que más chicas se animaran a denunciar. Ahora la sentencia a Aldana puede ser también el inicio para que otros abusadores sean sentenciados.

La cultura de la violación se está cayendo. Las pibas la estamos tirando abajo. Nos animamos. No nos callamos más. Y conseguimos Justicia.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241