Ahora que sí nos ven

por Soraya Maicoño
20 de octubre de 2018

Texto publicado en La Garganta Poderosa

Hoy comienza un nuevo Encuentro de Mujeres, que será el primero para mí. Y sí, considero fundamental que se pueda desarrollar aquí, en nuestro territorio, donde tantas hermanas mapuches trabajaron muy duro no sólo para volverlo realidad, sino también para volverlo Plurinacional. Sin dudas, en un acontecimiento como el que estamos por vivir, resulta sumamente necesario que se valore y se tenga en cuenta a cada identidad originaria, al igual que a cada identidad sexual. Pues me parece controvertido que sea sólo “de mujeres”, dado que no comprendo qué lugar tienen entonces las travestis y las trans. Aún nos falta entender que no puede ser todo inamovible: los tiempos van cambiando, vamos aprendiendo y vamos creciendo.

A 33 años de su primera convocatoria, el ENM debe poder adecuarse a lo contemporáneo, en sintonía con las modernas estructuras mentales, los nuevos conocimientos y los movimientos actuales. Anteayer, desde la organización, definieron que se conservara la condición de “Nacional”, desconociendo su plurinacionalidad, que ya es un hecho. El argumento fue que “se hace en Argentina”, otra evidencia de cuántos temas nos quedan por trabajar: la discriminación, por ejemplo. Pese a no estar escrito en la Constitución, este país tiene una raíz arraigada en distintas naciones, no solo por sus pueblos originarios sino también por la gran migración que ha regado su diversidad cultural e incluso su variedad de idiomas.

Más allá de tal determinación, no sólo voy a participar del Encuentro porque será en Chubut, sino también para vociferar todo eso que quieren silenciar, pero hoy sigue sucediendo en nuestra comunidad: las audiencias no se han detenido, ni los juicios ni los procesamientos ni las indagatorias… Ni tampoco las persecuciones, como al lonko Facundo Jones Huala, que refleja cómo los Estados acuerdan para seguir encarcelándonos, mientras el mismísimo presidente sostiene que todos nuestros abuelos bajaron de los barcos. Acá buscamos compañeras, para dar esa batalla; empatías, aliadas, organizaciones que difundan la situación del pueblo mapuche. Porque además no hemos tenido aún la oportunidad de juntarnos para hablar de esta Marea Verde que crece más allá de las fronteras. ¡Las mujeres demostramos una fuerza única en toda Latinoamérica! 

 

Y por eso, este fin de semana largo abundarán los espacios de contención, ésos que sin dudas debemos usufructuar para generar ideas transformadoras desde el lugar que ocupa cada una. Vivimos en un tiempo donde urge defender el territorio del avance de las empresas transnacionales, que nos empobrecen con sus sistemáticos saqueos. No hay manera de sentirlo, sin conectarse con las propias raíces. A eso vamos, a eso vengan, con el corazón bien abierto, dispuestas a escuchar, a entender a la otra, a darnos la posibilidad de ver por qué se plantea esta plurinacionalidad. Sólo así, podremos despertar ese conocimiento ancestral que nos hermana en diferentes objetivos, para sostenerlos durante el año y también para concretarlos… 

Debemos estar preparadas para transformarnos.
Y para gritar muy fuerte, que ya nunca podrán callarnos.

 

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241