Revista Cítrica

Una ficha más a la autogestión


13 de junio de 2016

Revista Cítrica

La Revista Nan lleva una década de construcción colectiva. Esta semana estrenó sitio web y no para de crecer. Con más secciones y el foco siempre puesto en la cultura independiente, apuesta al cooperativismo.

La revista NaN tiene más de 20 ediciones publicadas y decenas de festivales en los hombros. Esta semana, presentó la nueva página web: más secciones, entrevistas, actualidad y, porque los tiempos que corren así lo piden, más de política y sociedad. En un recorrido virtual se puede disfrutar de la misma calidad y compromiso de siempre.

“Publicamos miles de notas, editamos 21 números en papel, hicimos bocha de fiestas y festivales con más de 40 artistas en la Ciudad de Buenos Aires y en zona sur del Conurbano, ganamos premios, perdimos premios y, lo más importante, hicimos un toco de amigos y lectores. Todo a pulmón y autogestión”. Con estas palabras cortaron, simbólicamente, la cinta de inauguración del nuevo sitio el lunes 13.

Parece que fue ayer, pero ya pasaron 10 años. La NaN como revista nació –oficialmente- en marzo de 2011, pero la primera semilla germinó en noviembre de 2006, con la creación del blog cultural Agencia NAN. Por entonces todavía eran un puñado de estudiantes de periodismo y comunicación de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) en busca de un espacio para escribir.

 “No hay patrones, sino horizontalidad y debate. No corremos detrás del éxito, no competimos con nadie ni buscamos grandes ganancias. Queremos sumar otras voces: novedosas, calladas, olvidadas, omitidas, diversas. En fin, pluralidad. Estamos convencidos de que otro periodismo es posible y que se construye parando la pelota, caminando tranquilos y atentos a nuestro entorno”, reflexionaron desde La NaN para nuestra sección Compañeros de Ruta hace unos años atrás.

La prepotencia del trabajo, al decir de Roberto Arlt, es lo que mantuvo vivo a este colectivo de periodistas, fotógrafos, diseñadores y dibujantes. “Somos una suma de voluntades, sin la cual nada sería posible. Tenemos entre manos un producto basado en el trabajo”, aseguran. Y llegaron bien lejos y bien alto: se hicieron un espacio en la escena cultural porteña, organizaron festivales, publicaron una revista, ganaron premios y sumaron lectores de diferentes rincones del país; lugares distantes del living de Banfield, desde donde definen su propia agenda, enfocada -sobre todo- en la cultura independiente y autogestiva.

“Nos proponíamos, entre otras cosas, un proyecto periodístico que intenta tres inclusiones: la de artistas, colectivos culturales e instituciones a la difusión de sus actividades; la de públicos al conocimiento y aprehensión de informaciones alternativas; y la de periodistas a la práctica profesional. Todo en la búsqueda de modos alternativos de plasmar la producción artística y cultural contemporánea, independiente, autogestiva y comunitaria”, nos contaron.

"Crecimos junto al proyecto. Ya no somos los mismos, en amplios sentidos. Pasamos de ser estudiantes a consolidarnos como periodistas profesionales." Desde las primeras charlas en la cátedra Taller de Escritura en la UNLZ hasta la participación en foros, entrevistas radiales, gráficas y mesas de debate;  desde la organización de una fiesta para juntar plata hasta la mutación en productora de festivales culturales; desde la distinción de TEA y el Premio Abelardo Castillo de Revistas Culturales de la Secretaría de Cultura hasta la revista en la calle, y ahora el relanzamiento del sitio web. Parecen no tener techo y desde Revista Cítrica lo celebramos. Adelante, compañeros de ruta. Por más periodismo autogestionado.

Compartir esta nota en